made in spain gourmet
Menu
made in spain gourmet
Menu
0,00
Made in Spain store logo
06/05/2022

Un origen que ya lo decía todo

Es cierto que dicen algunos que el destino ya está escrito. Pero hay otros que dicen más bien lo contrario, que uno mismo se lo labra, y que uno es dueño del mismo. Yo soy partidario, como persona reflexiva, de un poco de cada parte.

Un origen que ya lo decía todo

Muchos de los recuerdos que me vienen de mi infancia a la cabeza están relacionados con la gastronomía. Y no son precisamente negativos, como les sucede a muchas personas, que recuerdan incluso con dolor, situaciones donde lo pasaban francamente mal con la comida.  En mi caso, es más bien lo contrario. Nacido en Cataluña y de padres de la provincia de Huelva (Andalucía), tuve un acercamiento gastronómico diferente al de otras personas que también eran nacidos en Barcelona o alrededores. La gastronomía andaluza estaba muy bien integrada en mi familia, como por ejemplo los cocidos, que allí se llamaban “potajes”, lo comía de lentejas, garbanzos o alubias, y con todo su “valor añadido” incluido, como es la “pringue” (el tocino, la morcilla, la carne, el chorizo…) también sopas hechas con un buen hueso de jamón…, y otras recetas que recuerdo con gran cariño, como eran los boquerones en vinagre o los revoltillos. Esa cultura culinaria, estaba basada en que, para hacer bien las cosas, se requería de lo más preciado hoy en día, el tiempo para elaborarlas. Y así, obtener un óptimo resultado de esas recetas tradicionales.

Pero si debo recordar algo con cariño de mi infancia, son mis vacaciones estivales, y en algunas ocasiones, también las de Semana Santa. Ahí descubrí, en su máxima dimensión y profundidad, la gastronomía de Huelva. Empezando por unos bocadillos que no se parecían en nada a los que se podían disfrutar en Barcelona. El chorizo, por ejemplo, era muy diferente, más jugoso, con más consistencia, de muchas clases y con un sabor muy diferente. Podría decirse que aquel fue mi primer producto gourmet que aprecié en mi paladar, y que me hizo ver que, a pesar de tener un mismo nombre, los productos podían ser muy diferentes, y sus calidades, también.

Después, las gamas, también eran mucho más amplias, el chorizo blanco (se le llama así porque no lleva pimentón) era algo que me volvía loco, pero también otros productos que eran una “novedad” para un urbanita de Barcelona, como eran el morcón, la morcilla, la morcilla chorizada…etc., ahora pienso en ello y solo puedo más que esbozar una sonrisa de auténtica y pura felicidad. Además, lo apreciabas más porque lo compartías con personas (amigos, y familiares, que te asesoraban sobre lo que comías).

 

Lomito y Jamón de Bellota, un punto y aparte

Pero había dos productos que sobresalían por encima del resto. Porque su sabor y su textura eran tan diferentes a lo que había probado antes (simplemente que eran de calidad inferior), y que siempre los recordaré como ese punto de inflexión, un antes y un después. El lomito de bellota era algo espectacular, de un color mucho más oscuro y con una textura y sabor, desconocidos por mí hasta la fecha , y que hacían que disfrutase literalmente “como un niño” de ellos. Las “tapitas de lomito” con pan de pueblo eran de otro nivel, y en eso, sí hice una aportación a la gastronomía local, que mis familiares posteriormente me han agradecido, como es el “pa amb tomàquet” (pan con tomate refregado). Con el toque justo de aceite de oliva virgen extra, hacía que esa experiencia gastronómica fuera todavía mucho mejor.

Y después estaba el jamón de bellota. Punto y aparte. Estaba acostumbrado al jamón serrano, un jamón salado, pero agradable, pero sin una consistencia que te hiciera pensar en él como un producto único. El origen de mis padres, Calañas (Huelva) ciertamente ha contribuido a mi conocimiento de este manjar. Está situado cerca de la sierra de Aracena, conocida mundialmente por el pueblo de Jabugo. Una de las cunas del cerdo 100% raza ibérica, un cerdo más grande, y oscuro, y que cuando los ves simplemente te enamoras de él.

Y cuando llegas a allí, realmente quedas abducido por todo, el olor a curado de jamón en los secaderos, de las tiendas donde venden el producto “de bellota” con extensas gamas de productos derivados del cerdo ibérico. Una tienda “Haute Coture”, pero de gastronomía ibérica.  Recuerdo esas excursiones a Jabugo para comprar productos y llevarlos de vuelta a Barcelona, como uno de los días más felices de las vacaciones. Era como estar en navidades… pero en verano. Bien cargados de productos para disfrutar en casa durante los meses de otoño e invierno. Ir a comprar souvenirs ibéricos era simplemente un buen motivo para unir a la familia y compartir esos momentos juntos, que además, quedarían en el recuerdo para siempre, y que hoy puedo volver a rememorar feliz de haberlos disfrutado.

 

Made in Spain Gourmet: un estímulo para mi vida

A finales de 2019 tenía ya el gusanillo de materializar algo concreto que me aportase un estímulo diferente a mi vida laboral, orientada hasta la fecha, a la consultoría de negocios y el marketing. La gastronomía ya formaba parte de mi negocio en los eventos que organizábamos, pero quería tener más conocimiento de nuestros productos a través de sus productores, y que nos explicasen en primera persona sus relatos y sus pasiones al elaborarlos.

Descubrir productos que conocíamos, ha sido algo extraordinario. Desde conservas, pasando por mieles  o frutos secos, por citar a algunos de ellos. Por descontado que lo más emocionante es conocer a las personas que están detrás de estos productos, con las que compartimos el amor por lo nuestro y por la máxima calidad, preservando el territorio y las maneras de elaborar estos tesoros gastronómicos.

Made in Spain Gourmet se convierte en el punto de encuentro entre ese productor que ama su tierra y sus productos, con el consumidor que los desconoce pero que los quiere degustar, sabiendo que contribuye con la economía circular, es decir que su compra va directamente al productor, porque somos recomendadores personales y embajadores de esas marcas, responsabilizándonos de su calidad.

Somos una tienda gourmet online con personas detrás, y no un market place frío e impersonal donde la “subasta” de los productos se ve nada más al entrar en los mismos.

Somos la alternativa real a los market places, y trasmitimos un modelo de ejercicio profesional de RESPETO a todos los actores de la cadena de valor, empezando por los productores y sus trabajadores, como sinónimo de EXCELENCIA, CALIDAD, CONFIANZA Y CERCANÍA, y llegando a los consumidores de manera fácil y transparente. Somos la persona de confianza para tus compras de producto gourmet español.

Un origen que ya lo decía todo

Nuestro objetivo es llegar al mayor número de personas que quiera tener la seguridad de comprar directamente a un productor, el mayor número de productos diferentes posible, productos muy difícil o casi imposible de encontrar en sus ciudades, incluso sus países (Europa), porque la selección realizada por Svetlana, Xavi e Israel, es de la máxima calidad y garantizamos que esos productos gourmet españoles son ¡Totally High End!

Democratizar la experiencia gastronómica que aporte felicidad es nuestra meta, y que desde muy joven tuve la suerte de disfrutar y apreciar. Ahora, solo quiero compartirlo contigo.

 

made in spain gourmetIsrael Romero, CEO de Made in Spain Gourmet

AUTOR: Israel Romero, CEO de Made in Spain Gourmet.

Compartir en:
MADE IN SPAIN GOURMET ® 2022
PAGOS SEGUROS VÍA:
phone-handsetclockcrossmenuchevron-down-circle
Abrir chat
Made in Spain Store
Bienvenid@ a Made in Spain Store!
¿En qué podemos ayudarte?
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram